Reválida de sexto

Los docentes de Matemáticas critican con dureza la reválida de 6.º de primaria

Califican la prueba como «de contidos» y no «de competencias» y demasiado larga, confusa, con medidas inadecuadas e información de contexto inútil

Paco Rodríguez

La Asociación Galega do Profesorado de Educación Matemática (Agapema) ha criticado duramente el examen de Matemáticas incluido en la prueba final de primariala llamada reválida que realizaron hace un mes los alumnos de sexto. Entienden que se trata de una prueba que mide contenidos y no la competencia matemática, como recoge la Lomce y dictan las tendencias pedagógicas actuales. Para Agapema la prueba fue «totalmente desaxeitada» y resultó demasiado larga, con enunciados que no tenían nada que ver con los problemas, uso de medidas inadecuadas, y por momentos con ánimo de confundir a los alumnos. Y como la crítica no es «caprichosa» ponen ejemplos:

Demasiado larga

Menos de dos minutos por pregunta. En ese 1 minuto y 40 segundos por pregunta los alumnos tenían que «realizar operacións complexas, consultar gráficas, aplicar fórmulas, realizar cambios de unidades de medida… Todo sen posibilidade de empregar calculadora». Frente a eso, en clase siempre se incide «na importancia de ler atentamente os enunciados ata comprendelos totalmente».

Información inútil

¿De contexto? No. La Lomce dice que las pruebas deben incluir información de contexto, es decir, plantear situaciones habituales para que el alumno pueda trasladar lo aprendido a la vida real y viceversa. En este caso, las imágenes y textos «non aportan ningunha información relevante para o problema, e mesmo dificultan a súa resolución». Y ponen ejemplos: en la unidad Parque de educación vial«ningún dos problemas ten relación algunha co contexto presentado» y las señales de tráfico solo aparecen «como figuras das que calcular a superficie». En Detergentes y aguas el gráfico tiene información irrelevante y estando frente al problema 19 solo se necesita para el ítem 21. En Instrumentos musicales, el enunciado de la pregunta 17 es innecesario en su mayor parte, al contrario, confunde; y en la última unidad, Geometría en la arquitectura, la única relación con la arquitectura son las fotos que acompañan a las cuestiones, y en los problemas 31 y 32 los elementos arquitectónicos son «completamente irrelevantes».

Errores importantes

Injustificables. En Parque de educación vial se considera triángulo una figura que no lo es; en el problema 36 (Geometría… ) «o enunciado resulta case surrealista, a altura dun edificio non é medida dende o chan, se non dende a primeira planta (o problema non tería solución)».

Medidas inadecuadas

Complicar sin necesidad. Es una característica de toda la prueba: «O emprego de medidas inadecuadas para o que se pretende medir. (…) O único motivo aparente é o de complicar de xeito innecesario a resolución dos problemas». ¿Ejemplos? La altura de unos niños en milímetros o decámetros, mezclan unidades de volumen con peso en los Detergentes, o proponer para los edificios de Geometría medidas como 18 centímetros.

Confusión

¿Para «pillar»? Los profesores de Matemáticas detectan cierta tendencia a confundir al alumno, y no solo con los enunciados sin aplicación práctica posterior. Hay más casos: «No problema 18 (Instrumentos), a diferenza do resto da proba, o alumnado debe escoller a opción falsa e non a correcta»; en el siguiente bloque, La Granja, les presentan operaciones con decimales sin ayuda de la calculadora y las respuestas al problema 29 (gastos mensuales de la granja) son todas muy parecidas (5.951, 5.961, 5.971 y 5.981 euros) «cantidades moi próximas que poderían considerarse como aproximacións correctas do resultado exacto».

Sara Carreira la Voz de Galicia