«La música va a estar en As Pontes»

Un centenar de jóvenes talentos gallegos se reunirán en la villa en el mes de agosto. El Conservatorio se convertirá en la sede de la Banda Sinfónica Infantil de Galicia

Desde hace años lleva la batuta del Conservatorio Profesional de Música de As Pontes. Una gestión, la de José Manuel Campello, que se verá reforzada en este 2018. Por primera vez, el centro será sede de la Banda Sinfónica Infantil de Galicia.

-Entre el 14 y el 19 de agosto recibirán a decenas de futuros músicos. ¿Qué significa para la institución pontesa?

– Para nosotros, ser protagonistas de este encuentro anual, es desde luego una gran fortuna. Significa que durante una semana tendremos aquí a la banda infantil y juvenil. El Ayuntamiento presentó nuestra candidatura y llegó aceptada. Ellos dedicarán su tiempo a preparar futuros conciertos, pero también ofrecerán alguno aquí. En total, por lo que nos ha llegado, serán entre 80 y 100 chavales haciendo música desde As Pontes.

-¿Que huella espera que deje este desembarco de músicos?

-Lo que está claro es que la cantidad de movimiento musical que se va a crear aquí es espectacular. Y los efectos van a ser múltiples. En primer lugar, por lo que respecta a nuestros alumnos porque, aunque en agosto estemos en período vacacional, ya sabemos que algunos participarán de forma activa en el encuentro. No obstante, lo hagan o no, tener aquí a todos esos chavales seguro que es un gran revulsivo para todos los alumnos de nuestro Conservatorio. Por otro lado, seguro que habrá un impacto en el pueblo porque se espera un gran movimiento de niños y de sus familias. Ellos comerán y dormirán aquí y eso siempre se nota.

-Van a convertir a As Pontes en el gran epicentro musical de Galicia en pleno mes de agosto.

– Así es, al menos desde el ámbito educativo, la música va a estar aquí. Con la suerte de que quienes nos van a acompañar no son profesionales, pero están en el camino. Son las futuras generaciones.

-Además de música, ¿qué otros planes tienen esos días?

-En síntesis, serán unos días de convivencia completa, en todos los sentidos. Todavía estamos trabajando en los preparativos, pero queremos organizar actividades para realizar entre ensayo y ensayo. En este momento, barajamos poder llevarlos de visita por los alrededores de As Pontes y también algunos planes en el entorno del lago.

-Superan ligeramente la barrera de los cien alumnos, ¿de quién depende más que esa cifra suba o mengüe, de los padres o de los niños?

-Lo principal es el niño, aunque es cierto que si a uno le gusta la música ya está más que convencido. Los padres tienen un papel importante porque son los que lo van a matricular, tienen que apoyarlo… Lo importante es que se den cuenta de que estos estudios no solo conllevan aprender música. Van más allá y ayudan de una manera muy clara en las áreas de matemáticas o lengua y en la parte artística

-Sin olvidar la gran exigencia que hay detrás.

-Y la hay, desde el principio. En nuestro caso, intentamos que en los inicios les cueste poco, que lo disfruten y que no lo vean como un sacrificio porque, a medida que avanzan los estudios, el tiempo que hay que dedicarle también va aumentando.

Fuente La Voz de Galicia