La comisión del Monte Caxado tratará de agotar la vía de la negociación antes de emprender nuevas movilizaciones

Solicitará una reunión urgente con el conselleiro de Educación para buscar soluciones

 

La comisión creada, tras el acuerdo unánime adoptado el viernes por los miembros del Consello Escolar Municipal, para tratar todo lo relacionado con el decreto de cierre del CPI Monte Caxado intentará agotar la vía de la negociación con las autoridades educativas antes de emprender nuevas movilizaciones, según se acordó ayer. En la primera reunión se nombró a los miembros titulares y suplentes de la comisión, en representación de las ANPAS de los tres centros implicados -el CPI Monte Caxado, el CEIP A Magdalena y el IES Moncho Valcarce-, la organización empresarial Cohempo, el colectivo de camioneros, la coordinadora de ANPAS Abrente y el Concello, además de los directores de los tres centros.

La presidenta de Abrente, Fina Bellas, ha sido designada como portavoz. Ante las recientes manifestaciones del conselleiro de Educación, Román Rodríguez, que dejaba abierta la posibilidad de sentarse para hablar del CPI Monte Caxado, la comisión ha decidido explorar esta vía antes de abordar nuevas medidas de protesta. «En vista das declaracións do conselleiro, o venres, e da resposta da comunidade educativa no consello escolar dese día, decidimos retomar a vía do diálogo, e imos solicitar unha reunión urxente co conselleiro ou con quen designe para mirar de buscar solucións», indicó Bellas tras el encuentro. «Consideramos que hai vontade, por parte da Xunta, de manter un diálogo», abundó. La comisión volverá a reunirse el miércoles por la tarde para analizar la situación.

De As Pontes partieron 14 autobuses y más de 130 camiones del carbón, el pasado jueves, para sumarse a la multitudinaria manifestación celebrada en Santiago, contra «a decisión unilateral» de Educación de cerrar varios centros de enseñanza, entre ellos el CPI Monte Caxado. La Consellería notificó esta decisión la víspera del día de cierre del período lectivo, esgrimiendo «a mellora da calidade e a atención á diversidade». La comunidad educativa reaccionó al unísono, en contra de la nueva planificación de la Xunta, con el respaldo del Concello y del pueblo pontés.

La Voz de Galicia