Acceso á Universidade

Las universidades quieren que la prueba de acceso sea válida en toda España

Estudiantes y profesores rechazan la acumulación de exámenes para acceder a la enseñanza superior

«Hai que compaxinar a selectividade coa reválida. Eu non son partidario de que se faga máis dunha proba». Quien habla es el presidente de la Asociación Galega de Directores de Institutos,Adelino Pose. Cree lo mismo que los rectores de las universidades españolas: que los estudiantes, para acceder a la universidad, deben hacer el mínimo imprescindible de pruebas. Por eso, y a la espera de que el Ministerio de Educación publique los criterios por los que se regirá la reválida de bachillerato para empezar a avanzar en la nueva selectividad, el sentir general de las universidades públicas proclive a que la prueba sea reconocida más allá de donde se realice. Es decir, que el examen de acceso de un estudiante en Galicia sea válido para una universidad andaluza, por ejemplo. Se trata de evitar una peregrinación de alumnos por diferentes comunidades autónomas o por distintas instituciones presentándose a pruebas para poder entrar en la carrera que quieren estudiar.

En que los alumnos deberían realizar una única prueba coincide también el sindicato de profesores ANPE. Su presidente, Julio Díaz, dice que lo primero es regular de manera definitiva las reválidas, que por el momento se están haciendo «a salto de mata» y que es necesario un filtro para acceder a la universidad. «Podería ser tranquilamente a reválida» pero «o que non é admisible é que os rapaces teñan que estar facendo constantemente probas». Hay que organizar un filtro «que ten que ser común a todo o país» y que un alumno extremeño «faga unha proba distinta a un alumno galego».
Ni una, ni otra

Mientras, tanto el Sindicato de Traballadores do Ensino de Galicia (STEG) como las organizaciones Erguer y Sindicato de Estudiantes rechazan directamente cualquier reválida. Paula Gómez del Valle, de STEG, no se ciñe solo a la prueba de bachillerato. El sindicato las rechaza todas: «Son innecesarias, porque as disfrazan de proba diagnóstica e para a diagnose xa hai profesionais que se chaman orientadores, titores e profesores especialistas».


Lo mismo opinan desde Erguer, que critica la selectividad y la reválida. «É máis grave que a selectividade, porque esta reválida é necesaria para ter o título», recuerda Iria Figueroa, que añade que
«reducir o éxito a un exame dificulta moito a igualdade de oportunidades real no ensino». Además, cree que las reválidas hacen que el curso se oriente solo a aprobar un examen.

Diego Rodríguez Serantes, del Sindicato de Estudantes, también recuerda que su organización lleva años defendiendo a abolición de la selectividad, a la que suman ahora las reválidas. Su organización es más proclive a que las notas de bachillerato, «coas que xa se certifican certos coñecementos», sean las que se utilicen para el acceso a la universidad.

La Voz de Galicia