A Xanela

 

«Aquí también tenemos campeones que luchan cada día»

La mejora de la calidad de vida de sus usuarios avala el programa de terapias individualizadas

Su atención derrocha paciencia, cariño y empatía. También la gran profesionalidad que atesoran y, sobre todo, la vocación que demuestran en su día a día. Se percibe, a primera vista, al comprobar el modo con el que se ocupan de cada uno de los usuarios que integran A Xanela, asociación de discapacitados activos de As Pontes. «Aquí también tenemos a nuestros propios campeones, a los que luchan a diario», señala Tania Pardo, educadora social que junto a Guadalupe Lago, terapeuta ocupacional, coordina el trabajo técnico de la entidad.

El reciente Goya que recibió Campeones -película que cuenta la historia de un equipo de baloncesto integrado por personas con discapacidad intelectual- «es un gran paso dentro de la integración y de la visibilización. En ella se ve reflejado nuestro día a día», apunta la terapeuta.

Desde el 2013, Lago y Pardo desarrollan en la entidad pontesa un plan de actividades terapéuticas individualizadas. «Nos adaptamos a las características de cada usuario porque el grupo con el que contamos es muy heterogéneo», indican. Hasta la sede de A Xanela acuden a diario personas con discapacidad intelectual, con parálisis cerebral o con alguna enfermedad neurodegenerativa como el párkinson, la demencia, la esclerosis múltiple, así como con otras menos frecuentes como la ataxia de Friedreich. Con las terapias, añade Pardo, «mejoramos la calidad de vida de nuestros usuarios, pero también fomentamos su integración y la de sus familias. La combinación de la estimulación cognitiva y física por medio de actividades terapéuticas y de ocio y tiempo libre nos está dando muy buenos resultados».

Así, aunque reconocen que es difícil de cuantificar, el balance es «tremendamente positivo». «No somos máquinas, así que el resultado es difícil de medir porque la discapacidad no se va y tampoco la enfermedad». Pero cuando comprueban que la calidad de vida de los usuarios mejora, «tenemos la prueba de que la apuesta que hemos hecho por estas terapias está dando sus frutos. Eso y ver la satisfacción de las familias es lo que nos lo demuestra», explica Lago.

Con un modelo de intervención centrado en las personas -detalla la educadora- «conseguimos ser nosotras las que no adaptamos a ellos y no al revés. Y no solo a sus capacidades, sino también a sus gustos y perfiles».

Diversidad e inclusión

Además del programa de intervención terapéutico, el calendario de actividades permanentes de A Xanela va mucho más allá de las sesiones individuales y del taller de memoria, dirigido a un máximo de cinco usuarios. De lunes a viernes, las tardes se llenan de vida con las sesiones de lanaterapia, musicoterapia, risoterapia y bolillos. Además, la entidad mantiene el Programa Vital Sénior de Envejecimiento Activo, centrado en la actividad física y dirigido por la Fundación Siel Bleu: «Se trata de ir más allá de lo terapéutico, para alcanzar también la socialización», resumen.

Así, aun cuando la película Campeones ha conseguido visibilizar una realidad que ellas enfrentan cada día, para todo el equipo de A Xanela el trabajo continúa. Por la inclusión de quienes no pueden luchar por derribar las muchas barreras que todavía existen. Sin la ayuda de todos ellos, sus usuarios y sus familias no podrían hacerles frente.

Fonte: María Meizoso. La Voz de Galicia